Catequesis. Post-Comunión

Fotos y testimonios de la convivencia en La Marina

02/08/2012

- “Con lo que yo me he quedado ha sido con todas las sonrisas que he podido y he tenido la suerte de ver. También con la piscina y la playa.” Carmen Ruiz

- “Estos tres días han sido muy intensos pero también relajantes, una combinación perfecta. Antes de comenzar, los días posteriores al estrés y la presión predominaban. Al llegar a Sanjo por la mañana no tenía ganas de nada. Hasta que todo cambió al ver a todos mis compañeros con una sonrisa en la cara con una alegría intensa, ahí fue cuando empecé a sentir ganas de darlo todo en estos tres días. Personalmente, me ha ayudado a recuperar algo de fe en Dios pero creo que por algo se empieza y me ha ayudado a prepararme para la gran carrera de la vida. Por último, hay dos personas que les tengo que agradecer todo el tiempo que han pasado conmigo, aparte gracias a todos los niños porque mediante su amor y sonrisas se comunica Dios.”  Pablo Játiva.

“Me encantó la primera comida. Me encantó la velada. Me encantó el concurso de la primera noche. Me encantó la piscina, sobre todo el jacuzzi. Me encanta esta playa porque no es peligrosa. No me gusta el camino de ida a la playa, pero sí el de vuelta. Me encanta este albergue. Gracias César.”  Maria Teresa Bautista Cifuentes.

“Mi experiencia en la Marina ha superado todas mis expectativas. Albacete, Hellín y Ontur, todos juntos conviviendo juntos y jugando. Hemos hecho muchos amigos, juegos, dinámicas…Nos hemos ayudado unos a otros y aumentando nuestra fe, entrenándola para la gran carrera de la vida, siguiendo siempre a Dios. La playa también me ha encantado, pero lo mejor ha sido conocer a tanta gente.” Alfonso Cuenca Navarro.

- “Lo que más me ha gustado ha sido la convivencia, y lo que me ha regalado Dios son los amigos.” Pablo Milla Delicado.

- “Este campamento ha sido una experiencia muy bonita, he hecho nuevos amigos/as. Me lo he pasado muy bien. Me ha encantado ir a la playa y a la piscina. También me lo he pasado muy bien con mis compañeras de habitación, me he divertido, reído, etc. También me ha gustado todos los catequistas, son todos muy buen@s y amables, etc. Además son muy majos. Bueno, en total me lo he pasado genial. He estado con todos, y me lo he pasado…GENIAL, FENOMENAL, etc. Un beso. Muak.”   Daniela.

- “Todo me ha encantado. La comida: Ha estado muy bien, todo me ha gustado. Las habitaciones: El tamaño no estaba mal y las camas estaban bien. La gente: Todos eran majos y no me he llevado mal con nadie. Los catequistas: Muy atentos y majos. El lugar: La piscina y la playa era lo mejor. Las actividades: Superdivertidas.” María Gil Andrés.

- “Me llamo José Ángel. Lo que más me ha gustado de la marina ha sido la velada, y he hecho amigos. La marina es…FLIPANTE.” José Ángel.

- “Me he quedado con la alegría de tener la oportunidad de conocer a la gente”. José Francisco.

- “Me ha encantado esta experiencia, aunque ya la había vivido el año pasado. Aún encima he tenido que aguantar la herida pero ha sido fantástico. El mejor momento ha sido esta mañana cuando Isa, María G., Ana, Carlos y yo íbamos detrás del pez (pepsi) a cogerlo, y también esta mañana empujando a la gente. ¡Gracias por todo!” Gonzalo Marín Campos.

- “Esta experiencia en la Marina ha sido la mejor de todas.” María.

- “Un viaje inolvidable, cada instante, cada juego, actividad, han sido únicos. No podría haber deseado otro grupo, ha sido un gustazo.” Fran.

- “Jamás he sido capaz de memorizar demasiadas caras y nombres juntos, y pensé que, al ser 70, no iba a poder conocerles en solo 3 días. ¡Qué error el mío al pensarles como nombre-cara! ¿70? ¡No, 70 no! Infinitud de vida manifestándose en 70 rostros distintos. Seguramente, por la paciencia de los niños y la ayuda del Espíritu Santo, no solo he podido recordar sus nombres, sino que he tenido el privilegio de conocerles profundamente en muy pocos días, aprendiendo que la cara y el nombre no son necesarios.” Javier Navarro Quijada.

- “Esta ha sido una de mis mejores vacaciones. Me ha gustado mucho la habitación, y los compañeros han sido muy simpáticos, pero lo que más me ha gustado ha sido conocer a tantas personas. Luego también me ha gustado lo que hemos hecho, desde ir a la playa hasta la velada.” Juan Carlos García.

- “Ha sido una experiencia inolvidable de 3 días. No olvidaré los momentos vividos con los de Hellín y Ontur. Me han apoyado cuando lo he necesitado. Y se han abierto totalmente y han aceptado a todos como si fueran su familia.” Amalia Cuenca Navarro.

- “El día 30 de Julio llegamos. Luego al bajar cogimos las maletas y fuimos a coger habitaciones. Preparamos la ropa y jugamos. Después merendamos y fuimos a la piscina, luego nos duchamos y nos arreglamos. Etc…” Blanca Carrión.

- “Creo que lo que ha hecho tan grandes estos tres días han sido todos los pequeños gestos que he visto. Allá donde fueras y en cualquier persona encontrabas una sonrisa. No es fácil encontrar el cariño que se veía en todas las personas que antes de empezar eran desconocidas, y sin embargo parece que lo difícil era encontrar un gesto desagradable. En mi opinión, todos hemos dado menos de lo que hemos recibido, pues solo una sonrisa bastaba para recibir muchísimo amor. Ojalá y continúe haciendo muchas más marinas y en todas viva momentos como éstos, aunque viniendo de vosotros no me extrañaría que esto solo fuera a mejor. Gracias a todos.” Ana Catalá.

- “Lo que me gustaría compartir es el jacuzzi de la piscina y la playa. Pero no me ha gustado que no viniera Chema. Pero sí que me ha gustado molestar a Víctor en la piscina.” Fran Haus.

- “Como catequista mi experiencia ha sido fantástica, poder estar después de varios meses sin juntarme con mis chicos de postcomunión. Verlos de nuevo me ha hecho sentirme querido, ya que todos lo han demostrado. Lo mejor de todo esto ha sido la sensación de niñez que he sentido al estar rodeado de unos niños/as que sienten y demuestran las ganas de cada una de las actividades. Los ves crecer de un año para otro y te das cuenta de que todo lo que les enseñas lo ponen en práctica al demostrarlo con sus compañeros, sean nuevos o de otras parroquias, o entre ellos mismos. Compartiendo, confiando, ayudando…Es ahí donde te das cuenta de que todo esto merece la pena vivirlo una y otra vez.” Miguel.

- “Lo que más me ha gustado ha sido hacer nuevos amigos y la piscina”. Raquel González.

- “La amistad que aportaban muchos compañeros.” Teresa Ruiz.

- “Me ha encantado estar con mis amigos y amigas. He reflexionado sobre cuál es mi meta. Me ha encantado la playa y la piscina. Me da mucha pena irme el año que viene.” Ana Puerta Olivares.

- “Lo que más me ha gustado ha sido cuando por la mañana y tarde fuimos a hacer oración y cantamos.” María Meidangwei Auñón Gómez.

- “Sin duda una experiencia inolvidable. He aprendido de cada momento, cada juego, cada catequesis, cada camino a la playa…Pero sobre todo he aprendido de los niños. De su bondad y su inocencia de corazón. Ver sus sonrisas a lo largo de estos tres días ha hecho que merezca la pena las reuniones y el esfuerzo. Además también me ha servido para mejorar como catequista, y nuestro grupo también se ha unido más. Solo espero poder volver a vivir estos momentos tan especiales el verano que viene.” Viky.

- “Después de mucho trabajo en las reuniones de san josé y mucho trabajo fuera de las reuniones de san josé, solo puedo decir: ¡¡¡valió la pena!!!” Víctor Bleda.

- “La experiencia de pasar estos días con mis amigos ha sido única. He hecho muchísimos amigos de Hellín y de Ontur, y me lo he pasado genial con ellos haciendo muchos juegos y bañándonos en la piscina y en la playa.” Ana Fernández Giménez.

- “Mi experiencia en la Marina ha sido la mejor, y todos hemos hecho muchos amigos de Hellín y Ontur. Espero que os apuntéis el año que viene, es divertido.” Carmen B.

- “Lo que más me ha llenado en esta convivencia ha sido la frase que nos han dicho los catequistas: No te des por vencido. ¡Me lo he pasado genial!” Isabel Jiménez Torrecillas.

- “Lo que más me ha gustado es estar con tanta gente. He conocido a mucha más gente y eso me alegra mucho. Y lo mejor es que he estado más cerca de Dios y con todos ellos. Me he divertido. Lo peor es cuando te despiertan.¡ ¡Os lo recomiendo!!” Carlos Lajara Sánchez.

- “Me gustó tener más amigos y los catequistas tan buenos. También me gustó la piscina. Para todos los catequistas. Gracias por estar con nosotros. Os quiero mucho.” María Yae Lin Tárraga Pereira.

- “Este ha sido mi primer año en La Marina, y me lo he pasado genial. He conocido a gente nueva (todos muy amables), y la playa y la piscina eran alucinantes y además he conocido mucho mejor a mis amigos/as de San José. También he aprendido cosas que nunca olvidaré. Además he alcanzado mi meta: Haberlo pasado genial en La Marina.” Carmen Palacios.

- “Cada convivencia de postcomunión es única, aunque los catequistas seamos más o menos siempre los mismos, y tengamos algunos grupetes veteranos, y otros que van y vienen, las experiencias son siempre diferentes. Siempre nos ilusionamos y nos sorprendemos, sentimos incertidumbre y pasión por lo que hacemos. Este año no he sido monitora en postcomunión durante el año, y sin embargo, he tenido el placer y la llamada de Dios de acompañarles en esta “carrera” que ha sido la convivencia un año más. Juntos, hemos llegado a la meta, como una piña desde el primer día. Cualquiera diría que veníamos de sitios distintos, Ontur, Hellín y Albacete. Los niños siempre nos sorprenden, y de ellos aprendemos los catequistas, enriqueciéndonos de sus sonrisas y su ternura, y su inocencia. Una de las cosas que me han sorprendido de ellos era su capacidad de entender al que tienen al lado y respetarlo. Ese acto de madurez es difícil de encontrar en los niños de la escuela, lo que me hace reconocer en ellos la mano de Dios. Espero que la semilla que Dios ha plantado en cada uno de nosotros mediante los niños, los catequistas, César y la oración, siga alimentándose hasta que el año que viene nos volvamos a embarcar en “la carrera” del verano, y alcanzar así una nueva meta todos juntos. Gracias Dios por bendecirnos con el amor de los que han compartido con nosotros esta experiencia.” María Rubio.

- “El tema de la comida no va mal pero a la mayoría de la gente le gusta la comida del primer día. Lo que más me ha gustado son los ratos que hemos pasado juntos en la playa, en la piscina, y las noches de velada y concurso. Estoy contentísima de haber hecho tantos amigos y tan buenos.” Marta Blasco Flores.

- El lunes día 30 de julio, algunos de la parroquia de San José nos dirigíamos hasta La Marina. Pensaba que iba a echar de menos a mi familia y amigos, pero…¡ni se pareció a todo eso! Cuando llegamos el 30 de julio yo estaba super emocionada, fuimos a la playa (recomendable) y después a comer (riquísima), por la tarde a las 16:30 o así hicimos una guerra de agua con Pablo (al final acabó empapado), y después hicimos una oración a Dios. Cuando vimos la piscina a las 18:00 nos quedamos impresionados por como era (limpia y chulísima), nos bañamos corriendo, de vez en cuando los monitores proponían juegos y…¡hacían mucho el tonto! (sobre todo Maik y Pablo). Por la noche hicimos una especie de concurso super guay con música, preguntas…A la hora de dormir nos metimos en nuestras camas y jugamos. Al día siguiente hicimos aerobic por la mañana en pijama. Fuimos a la playa y por la tarde a la pisci (también gymkana). Por la noche hicimos un juego chulísimo (recomendable), y a dormir a las 2:00 o así (AM). ¡Ah! Y se me había olvidado, también hacíamos cartas y las echábamos al buzón de La Marina, y por la noche se repartía. También se hacen muchísimos amigos. El último día a la playita y cuando llegó la hora de irnos…todos estábamos tristes. (Es recomendable por TODOS). Vinieron gente de Hellín y Ontur e hicimos muchos amigos. El año que viene ojalá pueda volver. Elisa González.

- En el plano personal, reconozco que casi me emociono al volver a ver otra vez el albergue de La Marina. Muchos recuerdos se me vinieron a la cabeza del sitio donde pasé mis primeras convivencias, y al que tanto cariño le tengo. Solo había una diferencia esta vez: ahora llegaba como catequista, una experiencia nueva en un lugar ya conocido.

- Me fascina ver reflejada mi infancia en muchos de los chavales que han estado con nosotros, sobre todo cuando agarraban el balón en cualquier momento libre. Y también es impresionante ver la capacidad que tienen para responder ante cualquier estímulo, ante cualquier ápice de motivación que les intentemos transmitir.

Cierto es que nosotros hemos trabajado y nos hemos esforzado para que todo saliera lo mejor posible, tratando de exprimir hasta la última idea que se nos pudiera ocurrir de cara a mejorar la convivencia, pero más grande todavía es ver su respuesta, su alegría, su participación, su actitud abierta ante cualquier taller, tema u oración, y sus inmensas ganas de hacer cualquier juego, concurso o actividad, reflejado todo ello en algunos de los testimonios que han escrito. El hecho de intentar transmitirles todas esas sensaciones que nosotros experimentamos cuando estábamos en su lugar ya es una justificación más que suficiente para nuestro trabajo.

Además, conocer a cada uno de ellos personalmente ayuda a darse cuenta de que en cada uno hay un mundo distinto, una personalidad diferente que se irá forjando poco a poco. Les agradezco infinitamente el compromiso que han mostrado durante estos tres días, y también agradezco a César y al resto de catequistas la entera dedicación que han puesto para lograr que todo esto funcione. Seguramente gracias a este grupo puedo decir que de los cinco años que llevo como catequista de postcomunión, éste es el momento en el que más a gusto me encuentro.

Pero eso sí…esto no acaba. En Octubre vuelve la catequesis, y espero que todo lo que hemos vivido pueda servir para comenzar el curso aún con más ilusión y ganas de las que teníamos.

Gracias a todos.” Luis Javier González

Compartir
Enviar a un amigo
© 2012-2017 Parroquia de San José. Albacete • Política de Privacidad
Diseño y Hosting